UNA PARADA EN EL ANDÉN

Especial Nuestras Canciones de Amor

 

En tus ojos me veo como soy y brillamos tan alto que no comprendo sufrir.

Visita nuestra página

"En Tu Mundo"

Clic en la imagen

En tu mirada, supe libertad
Enfrente, acogida de tus manos
Placer de ser feliz.


Compartimos cada segundo
Un único momento
Tus sentimientos, comprendernos.


Esta tu voz, todo respeto
Porque tal vez a cualquier hora
Convertida en una gran reserva
De buenas ocasiones
No te hubiera hallado nunca.


Nuestro lugar es sencillo
Desde que te vi
Añadimos amarnos
Dulces como niños.


Hasta dentro de un silencio
Sin palabras
Todo cobra sentido
Sobre el vacío de existir.


El interior juega su sentido
Mas salvaje
Beber del manantial
Con forma de buen sentir.


Gracias a cuanto soy
Desde que te conocí
Porque unidos
El grito de nuestra riqueza
Sin deseo en más
Tú mi vida.


Que critiquen días solitarios
O juzguen sin saber
Regreso sexo con amor
Y cuando tocas tu guitarra
Mi cuerpo es temblor.

Sentada a la diestra de la naturaleza,

Brillando al Sol de mediodía,

Una niña se asoma a mi balcón.

 

Libre, bella, sincera,

Va dibujando círculos entre las hojas.

Conoce el dolor,

Pero no se amilana ante la adversidad.

Y cuando me besa el tiempo no fluye,

Más que para decir que sigamos adelante en nuestro existir.

 

La niña de ojos de jade respira a mi lado,

Y como si de un sueño sin fin se tratase,

Yo me siento bien cuando ella está bien.

 

Colores dibujará el viento,

Noches eternas nos enviará la Luna,

Pero sin ella yo no soy nada,

Porque ella es mi vida, mi alma y  mi sueño eterno. 

 

Acabo de ver un rostro
No puedo olvidar el momento y el lugar en que nos conocimos
Ella es la chica que yo necesito
Y quiero que el mundo sepa que nos hemos encontrado

Si hubiera sido otro día
Quizá hubiese mirado hacia otro lado
Y nunca me habría dado cuenta
Pero así esta noche soñaré con ella

Enamorándome, sí, estoy enamorándome
Y ella sigue llamándome

Jamás he conocido nada parecido
He estado solo
Me he perdido cosas y he estado oculto
Pues las otras chicas no eran como ésta

Enamorándome,sí, estoy enamorándome
Y ella sigue llamándome

Acabo de ver un rostro
No olvidaré el momento y el lugar en que nos conocimos
Ella es la chica que yo necesito
Y quiero que el mundo sepa que nos hemos encontrado

Enamorándome, sí, estoy enamorándome
Y ella sigue llamándome.

Enamorándome, sí, estoy enamorándome
Y ella sigue llamándome.

Enamorándome, sí, estoy enamorándome
Y ella sigue llamándome.

The Beatles -- I've Just Seen a Face

La Familia Invisible

 

Sonrojantes amaneceres desprovistos de abrazos.

Huérfanos del amargo sinsabor de la mezquindad disfrazada de entrega.

Mañanas desocupadas con la única obsesión de desenredar un pelo embarbascado.

Progenitores con sudor de camiseta alimentando al egoísta.

Un corazón que tiembla en el seno por un hijo al que insulta,

En favor del animal al que insufla desprecio como moneda legal,

Y excusa como patrimonio general.

Una carpa que es mordida por un pez mayor: el de la intolerancia,

Sabiéndose capaz de sacar partido de los inocentes ciudadanos,

A los que un día engañó prometiendo substancialidad.

Imperio de la maldición más inefable que llega al oído del político,

Negando implicación: actuando en constricción.

Y una madre, en definitiva, a la que se la niega lo único que ya pide:

Compañía…comprensión…cariño…

Si con esas tres C aún no sabes de quien hablo es que estás muerta. 

Una Hoja Arrastrada Por El Viento

La tecnología y la naturaleza siempre han habitado polos opuestos. La grandeza del alma humana habita en tu bosque particular y ese lugar está donde tú estás. Tal vez hoy nos haya tocado vivir en espacios deshumanizados con términos como Internet, chats, foros sociales, blogs o incluso esta misma Web en la que te encuentras.

El espacio es el mismo que el de tu bosque favorito solo que en lugar de árboles, hojas, animales e insectos hay otro tipo de habitantes llamados bits and bytes, códigos binarios, Mp3 o podcasts.

 

 

Desde esta Web os doy la bienvenida a mi pequeño espacio natural lleno de sensibilidades, sueños y poesías que espero os hagan sentir que este bosque virtual existe realmente en nuestra imaginación. Un bosque que, poco a poco, se irá llenando de palabras, sonidos e imágenes donde poder descubrir el lugar más lejano y querido de nuestros sentidos.

 

 

 

Un beso y espero que disfrutéis del viaje.

 

Hoja